En este momento estás viendo Cómo presentar la Torre Rosa Montessori

Cómo presentar la Torre Rosa Montessori

La presentación de la Torre Rosa en un ambiente Montessori es un proceso cuidadoso y deliberado que tiene como objetivo introducir a los niños al material de manera clara y precisa, permitiéndoles explorarlo de manera autodirigida y promoviendo su desarrollo integral. Aquí hay una guía paso a paso sobre cómo presentar la Torre Rosa Montessori:

  1. Preparación del entorno: Antes de la presentación, asegúrate de tener un espacio tranquilo y ordenado donde puedas trabajar con los niños. Coloca la Torre Rosa sobre una bandeja o una estera Montessori y asegúrate de que todos los bloques estén limpios y en buenas condiciones.
  2. Invita a los niños: Reúne a un pequeño grupo de niños y anúnciales que les vas a mostrar un nuevo material Montessori llamado la Torre Rosa. Anímales a sentarse en un círculo alrededor de ti para que todos puedan ver y escuchar claramente.
  3. Introducción al material: Muestra la Torre Rosa a los niños, sosteniéndola con ambas manos para que puedan verla claramente. Utiliza un lenguaje claro y sencillo para describir el material, por ejemplo: «Hoy vamos a aprender sobre la Torre Rosa. Esta es una herramienta que nos ayuda a trabajar con diferentes tamaños y a desarrollar nuestras habilidades de coordinación».
  4. Demostración paso a paso: Realiza una demostración paso a paso de cómo apilar y desapilar los bloques de la Torre Rosa. Comienza con el bloque más largo en la parte inferior y ve colocando los bloques más cortos en orden ascendente hacia la parte superior. Utiliza gestos y movimientos lentos y deliberados para que los niños puedan seguir el proceso fácilmente.
  5. Invita a la participación: Después de la demostración, invita a los niños a que intenten apilar y desapilar los bloques de la Torre Rosa por sí mismos. Anímales a que vayan a su propio ritmo y que se ayuden mutuamente si es necesario.
  6. Observa y ofrece apoyo: Mientras los niños trabajan con la Torre Rosa, observa su progreso y ofrece apoyo y orientación según sea necesario. Anima a los niños a que se concentren en el proceso y que exploren las diferentes formas en que pueden manipular los bloques.
  7. Reflexión: Al final de la actividad, reúnete con los niños para una breve reflexión sobre su experiencia con la Torre Rosa. Pregunta a los niños cómo se sintieron al trabajar con el material y si tienen alguna pregunta o comentario sobre lo que aprendieron.

Al presentar la Torre Rosa de esta manera, estás proporcionando a los niños una introducción clara y significativa al material, permitiéndoles explorarlo de manera autodirigida y promoviendo su desarrollo cognitivo, sensorial y motor.

Deja una respuesta